"Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas."- Pablo Neruda.

Seguidores

domingo, 22 de mayo de 2011

No recordare tu voz, pero imagino la perfección de tu persona.


E
lla estaba ahí, callada escuchando el ruido de las gotas chocar con el suelo. Sola, intentando escuchar cada una de las voces que se peleaban por tener la razón y terminar en el primer puesto de lo absurdo y ordinario que representaba su vida. Perdida, en un lugar cuyo nombre desapareció al querer definir en que localidad estaba. Frustrada, intentando buscar solución en cada flor y con lo único que se encontraba era con espinas, una más audaz que la otra para destrozarla.
Sin embargo... Esta vez era distinto; auque la acompañaren todos sus pensamientos atormentadores, no tenia ganas de gritar, para nada, quería tirarse al suelo y dejar que las cosas pasen, por que estaba cansada de jugar con el equilibro de los remos. Estaba agotada ya de tanto discutir con su instinto (ese que admiraba en secreto) o de vigilar a su verdad, que pensaba en una grata estrategia para salir y que todo su alrededor se quede en silencio y que las respiraciones se corten con el resplandor de su calidez... Esta vez no pensaba, simplemente hacia que era una perfecta expectante. Esta vez se protegía con su propia confusión, con sus propios miedos, y por primera vez hace mucho tiempo, se sentía desnuda. El hueco en el pecho había desaparecido para hacer de todo su cuerpo un completo vació.
La mentira ya no estaba, denuncio a su trabajo de hacerle la cosas mas dulces a su papilas gustativas, aparte estas también estaban agotadas de tener que fingir agrado ante ciertos platos, que sinceramente cada vez le apetecían menos, ella prefería algo mas picante.
-No tenes nada malo-" dijo" de una forma rara, su voz no estaba pero era claro que todo este lugar y hasta ella lo habían escuchado. Su no voz, trago tranquilidad y una que era imposible de rechazar. Al acercarse mas, con su rostro un tanto desfigurado por tantos recuerdos, ella se sintió rara, apunto de largar un mar de lágrimas.
Quería hablar, pero al parecer las palabras estaban paralizadas.
-No entiendo por que desde ahora te interesa tanto los diálogos externos, siempre fuiste una soñadora, rebelde hasta la medula,  siempre intentaste ver los lados positivos en cada esquina, o simplemente no darle tanto importancia a las cosas que no te agradan-suspiro apoyando su mano en su hombro, como señal de aceptación y refugio, algo que tanto estaba buscando de el, pero... era muy poco posible que en  otro lugar que no sea este ocurra. Era una lastima no poder ver su figura todas las mañanas o festejar con el un día en especial, ese que ya había perdido total significado para ella.
-Pierdes el tiempo intentando enterrar o callar a tus voces internas, por que son solo una parte de lo maravillosa que eres. Puedes seguir intentando tocar fondo, pero siempre vas a salir flotando y sabes por que?-pregunto.
Otra vez las palabras no se encontraban en un estado aprobable, así que no contesto.
-Por que lo que te lleva a flote es la ilusión de encontrarte, y eso es por que siempre queda algo de lo que fuimos. Y no te preocupes, puedes hacerlo cuantas veces quieras por que cuando nos perdemos es cuando mas nos necesitamos .Y vos... estas pidiendo a gritos un abrazo, pero no mió precisamente... si no tuyo. Pasa… que los buenos recuerdos que tuviste conmigo, eras completamente vos, una niña jugando a tener siempre la razón.
Cuando termino de hablar ella quiso abrazarlo, pero cuando lo hizo el momento se evaporo en sus manos.
-Jugando a tener siempre la razón- sonrió repitiendo lo ultimo que dijo.

1 comentario:

  1. Que linda entrada, y la foto maaaaaas tierna ♥ me encanta tu blog :)

    ResponderEliminar

Tu única obligación en cualquier período vital consiste en ser fiel a ti mismo.

Richard Bach